jueves, 22 de enero de 2015

El evento deportivo del siglo

Manny Pacquiao contra Floyd Mayweather,.
Lo esperamos por una década y será de lo más comentado este año deportivo. 
Por fin veremos el cara a cara entre dos de los mejores púgiles libra por libra de la historia.
Costó, pero al fin los dueños de los derechos televisivos llegaron a un acuerdo, los promotores cerraron números y después de años de espera las dos estrellas aceptaron medir fuerzas. 



La cita será el próximo 2 de mayo. En Chile lo podremos ver a través de las señales de Showtime y HBO. 
No hay revancha pactada y estarán en juego los títulos de peso welter de cada uno (Mayweather: AMB, CMB. Pacquiao: OMB). 

Los Números
La empresa Ticketnetwork reveló los astronómicos precios de las entradas: la más barata sobrepasará los 3.500 dólares (más de dos millones de pesos). La más cara costará cerca de 20 mil dólares (unos 15 millones de pesos), una de las más costosas en la historia de los eventos deportivos.

En el Super Bowl XLIX por ejemplo, el ticket más caro se vendió en 12 mil dólares. En la Final del Mundial de Brasil 2014 os mejores asientos se cotizaron en unos 6 mil dólares.

Serán 17.000 los afortunados espectadores que presenciarán en vivo la pelea.

Y en cuestión de minutos, luego que Mayweather confirmara el combate, se agotaron las reservas de las 6.852 habitaciones del Hotel MGM de Las Vegas, lugar del combate.

Será la pelea más rentable de la historia, con una bolsa de 250 millones de dólares. El 60% irá a las arcas de Mayweather y los 40 restante spara Pacquiao, Es decir, como mínimo, Floyd ganará 120 millones verdes.

Una máquina de dinero
Forbes estima que pese a sus nulos ingresos por publicidad desde que pasó dos meses en prisión por mal trato a su ex pareja, Mayweather tiene una fortuna personal de 350 millones de dólares 

Es el deportista mejor pagado del planeta, el hombre que nunca se pone dos veces la misma ropa interior y que le regala coches de lujo a sus amigos.

1,73 de altura y 69 kgs. de pura fibra, siempre custodiado por una cuarteto de guardaespaldas que protegen también su maletín con  un millón de dólares en efectivo por si al divo se la antoja un capricho.

Un tipo excéntrico que, entre tanta parafernalia, muestra un récord impresionante de 47 peleas invicto.





Pacman
Ocho títulos mundiales en ocho categorías diferentes. El único púgil de la historia con esa marca. Por eso ya es una leyenda.

Un tipo tranquilo, sociable, de origen humilde, al punto de dormir dentro en una caja en Manila.
El boxeo fue su pasaporte a la riqueza y a la fama, al punto de transformarse en diputado de Filipinas. Hoy es el rostro asiático más famoso del planeta.

Concentración antes de los combates nunca. Viaja con un séquito de 100 personas a cada pelea. Siempre con una sonrisa, balbuceando un inglés precario y atendiendo a la prensa siempre que es requerido, sin divismos.

Se concreta la pelea
Pacquiao, en una actitud poco común en él, desafió a Mayweather vía Twitter a inicios de año.

¿Artimaña, publicidad o simplemente Pacman se aburrió del escurridizo Money"?


PUEDO VENCER FÁCILMENTE A FLOYD, CREO ESO.

No parecen palabras de Manny, probablemente no lo sean.
Primero, porque la humildad es su sello. Cuando habla de un rival siempre opta por los halagos, nunca una crítica o una mala palabra.
Segundo, porque un deportista de su calibre rara vez maneja su propia red social y menos uno que, pese a vivir más en Los Ángeles que en Manila, aún no maneja correctamente el inglés.
Claramente no son sus palabras, pero sí representan lo que piensa y pueden ser muy útiles para concretar la firma del contrato, ya que ante total desafío público es difícil que el estadounidense arrugue.



SI REALMENTE TE INTERESAN LOS FANS, PELEARÁS.
SI SÓLO TE INTERESAS POR TI... NO PELEARÁS.

Al final da lo mismo quién escribió esos twitts. Lo haya hecho él, su laureado entrenador (Freddie Roach) su longevo manager (Bob Arum) o simplemente su community manager... esas palabras son exactamente lo que la gente quería escuchar.
Esta pelea cinco años atrás hubiera sido más atractiva. Es verdad, ambos estaban en su punto más alto, noqueando oponentes y en un estado físico envidiable.
Hoy la velocidad y el peso de sus manos han decaído con el tiempo, es natural, pero mantienen su competitividad en lo más alto y será con otro sabor.
Porque si bien están cerca de jubilar, es tanto el morbo que han acumulado en estos años que la publicidad ha llegado a los niveles máximos y la expectación ha ido creciendo con cada día de espera. Incluso en quienes no son seguidores habituales del boxeo.
Por eso ya está bueno de bravatas y amenazas al viento: "fuera los seconds!"

NADIE ME DABA OPORTUNIDAD ANTE ÓSCAR DE LA HOYA TAMPOCO. SI FLOYD PELEA CONMIGO SERÁ UNA SORPRESA AÚN MAYOR

Es raro imaginar que Manny Pacquiao no sea favorito en un combate.
Ocho veces campeón del mundo en ocho categorías diferentes, dominó casi toda la década pasada dejando en el camino a leyendas como De la Hoya, Márquez, Barrera, Morales o Cotto.
"Pacman" es hoy, y desde hace un lustro al menos, la máxima atracción del boxeo desde Mike Tyson y su récord como profesional es calcado al de Muhammad Ali.
¿Cómo entonces puede Floyd Mayweather ser el favorito en las apuestas? Principalmente por dos razones:
Floyd vende más en la suscripción del "pago por evento" que hacen los televidentes para ver cada palea, sin embargo, eso se explica en que aquellos que más compran ese sistema de ventas son estadounidenses, es decir, los compatriotas de Mayweather.
La otra razón es que Pacquiao perdió dos combates consecutivos hace un par de años: uno fue un robo contra Bradley y el K.O que le propinó Márquez. Floyd en cambio, sigue invicto, con su récord incólume.



Si bien ambos tienen pergaminos suficientes para estar en el salón de la fama y dentro del top 20 de todos los tiempos, es cierto también que los dos necesitan una victoria ante el otro para llegar al Olimpo del pugilato, donde sólo descansan Ali, Leonard, Robinson, Lewis y Marciano.




¿Quién es mejor?
Es una pregunta demasiado subjetiva. Depende de los gustos de cada uno.
En esta historia Manny el bueno y Floyd el malo de la película. Y en el boxeo, a diferencia del cine, no siempre ganan los buenos...

FRANCISCO SAGREDO






Manny Pacquiao contra Floyd Mayweather,.
Lo esperamos por una década y será de lo más comentado este año deportivo. 
Por fin veremos el cara a cara entre dos de los mejores púgiles libra por libra de la historia.
Costó, pero al fin los dueños de los derechos televisivos llegaron a un acuerdo, los promotores cerraron números y después de años de espera las dos estrellas aceptaron medir fuerzas. 



La cita será el próximo 2 de mayo. En Chile lo podremos ver a través de las señales de Showtime y HBO. 
No hay revancha pactada y estarán en juego los títulos de peso welter de cada uno (Mayweather: AMB, CMB. Pacquiao: OMB). 

Los Números
La empresa Ticketnetwork reveló los astronómicos precios de las entradas: la más barata sobrepasará los 3.500 dólares (más de dos millones de pesos). La más cara costará cerca de 20 mil dólares (unos 15 millones de pesos), una de las más costosas en la historia de los eventos deportivos.

En el Super Bowl XLIX por ejemplo, el ticket más caro se vendió en 12 mil dólares. En la Final del Mundial de Brasil 2014 os mejores asientos se cotizaron en unos 6 mil dólares.

Serán 17.000 los afortunados espectadores que presenciarán en vivo la pelea.

Y en cuestión de minutos, luego que Mayweather confirmara el combate, se agotaron las reservas de las 6.852 habitaciones del Hotel MGM de Las Vegas, lugar del combate.

Será la pelea más rentable de la historia, con una bolsa de 250 millones de dólares. El 60% irá a las arcas de Mayweather y los 40 restante spara Pacquiao, Es decir, como mínimo, Floyd ganará 120 millones verdes.

Una máquina de dinero
Forbes estima que pese a sus nulos ingresos por publicidad desde que pasó dos meses en prisión por mal trato a su ex pareja, Mayweather tiene una fortuna personal de 350 millones de dólares 

Es el deportista mejor pagado del planeta, el hombre que nunca se pone dos veces la misma ropa interior y que le regala coches de lujo a sus amigos.

1,73 de altura y 69 kgs. de pura fibra, siempre custodiado por una cuarteto de guardaespaldas que protegen también su maletín con  un millón de dólares en efectivo por si al divo se la antoja un capricho.

Un tipo excéntrico que, entre tanta parafernalia, muestra un récord impresionante de 47 peleas invicto.





Pacman
Ocho títulos mundiales en ocho categorías diferentes. El único púgil de la historia con esa marca. Por eso ya es una leyenda.

Un tipo tranquilo, sociable, de origen humilde, al punto de dormir dentro en una caja en Manila.
El boxeo fue su pasaporte a la riqueza y a la fama, al punto de transformarse en diputado de Filipinas. Hoy es el rostro asiático más famoso del planeta.

Concentración antes de los combates nunca. Viaja con un séquito de 100 personas a cada pelea. Siempre con una sonrisa, balbuceando un inglés precario y atendiendo a la prensa siempre que es requerido, sin divismos.

Se concreta la pelea
Pacquiao, en una actitud poco común en él, desafió a Mayweather vía Twitter a inicios de año.

¿Artimaña, publicidad o simplemente Pacman se aburrió del escurridizo Money"?


PUEDO VENCER FÁCILMENTE A FLOYD, CREO ESO.

No parecen palabras de Manny, probablemente no lo sean.
Primero, porque la humildad es su sello. Cuando habla de un rival siempre opta por los halagos, nunca una crítica o una mala palabra.
Segundo, porque un deportista de su calibre rara vez maneja su propia red social y menos uno que, pese a vivir más en Los Ángeles que en Manila, aún no maneja correctamente el inglés.
Claramente no son sus palabras, pero sí representan lo que piensa y pueden ser muy útiles para concretar la firma del contrato, ya que ante total desafío público es difícil que el estadounidense arrugue.



SI REALMENTE TE INTERESAN LOS FANS, PELEARÁS.
SI SÓLO TE INTERESAS POR TI... NO PELEARÁS.

Al final da lo mismo quién escribió esos twitts. Lo haya hecho él, su laureado entrenador (Freddie Roach) su longevo manager (Bob Arum) o simplemente su community manager... esas palabras son exactamente lo que la gente quería escuchar.
Esta pelea cinco años atrás hubiera sido más atractiva. Es verdad, ambos estaban en su punto más alto, noqueando oponentes y en un estado físico envidiable.
Hoy la velocidad y el peso de sus manos han decaído con el tiempo, es natural, pero mantienen su competitividad en lo más alto y será con otro sabor.
Porque si bien están cerca de jubilar, es tanto el morbo que han acumulado en estos años que la publicidad ha llegado a los niveles máximos y la expectación ha ido creciendo con cada día de espera. Incluso en quienes no son seguidores habituales del boxeo.
Por eso ya está bueno de bravatas y amenazas al viento: "fuera los seconds!"

NADIE ME DABA OPORTUNIDAD ANTE ÓSCAR DE LA HOYA TAMPOCO. SI FLOYD PELEA CONMIGO SERÁ UNA SORPRESA AÚN MAYOR

Es raro imaginar que Manny Pacquiao no sea favorito en un combate.
Ocho veces campeón del mundo en ocho categorías diferentes, dominó casi toda la década pasada dejando en el camino a leyendas como De la Hoya, Márquez, Barrera, Morales o Cotto.
"Pacman" es hoy, y desde hace un lustro al menos, la máxima atracción del boxeo desde Mike Tyson y su récord como profesional es calcado al de Muhammad Ali.
¿Cómo entonces puede Floyd Mayweather ser el favorito en las apuestas? Principalmente por dos razones:
Floyd vende más en la suscripción del "pago por evento" que hacen los televidentes para ver cada palea, sin embargo, eso se explica en que aquellos que más compran ese sistema de ventas son estadounidenses, es decir, los compatriotas de Mayweather.
La otra razón es que Pacquiao perdió dos combates consecutivos hace un par de años: uno fue un robo contra Bradley y el K.O que le propinó Márquez. Floyd en cambio, sigue invicto, con su récord incólume.



Si bien ambos tienen pergaminos suficientes para estar en el salón de la fama y dentro del top 20 de todos los tiempos, es cierto también que los dos necesitan una victoria ante el otro para llegar al Olimpo del pugilato, donde sólo descansan Ali, Leonard, Robinson, Lewis y Marciano.




¿Quién es mejor?
Es una pregunta demasiado subjetiva. Depende de los gustos de cada uno.
En esta historia Manny el bueno y Floyd el malo de la película. Y en el boxeo, a diferencia del cine, no siempre ganan los buenos...

FRANCISCO SAGREDO