martes, 2 de diciembre de 2014

El duro momento de Vidal: "Es difícil jugar con la rodilla así"

Arturo Vidal sorprendió a todos al reconocer las molestias que sigue sintiendo en su rodilla operada.
En Italia lo critican y acá en Chile Jorge Samapoli se lavó las manos ante las críticas que lo apuntan como el responsable de apurar en demasía la recuperación del volante para que jugara el Mundial de Brasil.
Acá les comparto mi columna en www.pasiónlibertadores.com



No han sido tiempos fáciles para Arturo Vidal los vividos tras su operación a la rodilla derecha. Ya han pasado siete meses desde que ingresó al pabellón para corregir una rotura meniscal, sin embargo, aún rondan sobre el volante los fantasmas de los problemas físicos que le habría ocasionado apurar su recuperación para jugar el Mundial de Brasil.
Hoy el medio futbolístico italiano pone en duda su estado físico, asegurando que su rodilla aún lo perturba y le impide alcanzar el sobresaliente nivel mostrado en sus anteriores temporadas en el Calcio.
La propia dirigencia juventina afirmó hace un par de semanas que la millonaria transferencia del chileno al Manchester United se cayó por las dudas que generó el real estado de su rodilla derecha.
Difícil presente
El último fin de semana se jugó la fecha 13 de la Serie A y el “Rey Arturo” volvió a ser protagonista estelar en el derby ante el Torino. Anotó de penal y asistió a Andrea Pirlo en el agónico gol del triunfo. Pero igual le caen las críticas, y no solo de la prensa, sino de voces autorizadas y respetadas en Italia como la del ex DT campeón de la Champions League Arrigo Sacchi, quien desde su tribuna de comentarista televisivo afirmó que “el Vidal de este año es una mala copia del de la temporada pasada. Además, al ubicarlo en la posición de 10 detrás de los atacantes tampoco se le ayuda. No me extrañaría que pierda la titularidad si no sube su nivel”.
El diagnóstico en Italia es el mismo que se hace en Chile: Vidal está pagando la decisión de apurar in extremis su recuperación para jugar en Brasil 2014. Hoy esa apuesta le estaría pasando la cuenta al chileno quien, a pesar que se las arregla para ser titular en su club y la Selección Chilena, ha mostrado una baja en su siempre superlativo accionar.
Al formado en Colo Colo se le exige mucho más que al resto. No le basta con ser titular y destacar en determinados momentos; al chileno, sobre todo en Turín, se le pide ser figura máxima, desequilibrar siempre y ponerse al equipo al hombro.

Las responsabilidades
Consciente de las críticas, esta semana y por primera vez desde la operación de mayo en Barcelona, el crack Juventino reconoció que “es diícil jugar con la rodilla así, pero estoy trabajando para recuperarme y estar en forma”. La presión y los comentarios sobre el real estado de su articulación dañada se hicieron insostenibles para el ex Bayer Leverkusen, quien abandonó su permanente discurso sobre el buen estado de su articulación y reconoció que las consecuencias de la rápida puesta a punto previa al Mundial le siguen pasando la cuenta.
Enterado de la confesión de Vidal Jorge Sampaoli, sindicado como el principal responsable al momento de apurar el regreso a las canchas del volante, afirmó este lunes que “Vidal volverá a ser el mismo. Es indudable que el esfuerzo del Mundial le generó una merma, pero se va a recuperar. Volverá a ser ese jugador respetado por todo el mundo. Si el jugador hubiera dado una referencia de imposibilidad o de no querer estar no lo hubiéramos forzado. Si yo fuera Vidal le habría exigido al entrenador estar. Para mí el Mundial es lo máximo. Tiene mucho que ver con el hambre del jugador. Ante cualquier inseguridad de Arturo yo no hubiera tenido la irresponsabilidad de jugármela por alguien a quien estaba perjudicando” argumentó el entrenador de la Selección Chilena para lavarse las manos sobre los problemas en la rodilla del mediocampista de Juventus.


¿Tiene asidero la auto defensa de Sampaoli? En un aspecto sí: en el fútbol profesional el principal responsable de entrar a la cancha es el propio futbolista. Ningún DT del mundo puede obligar a un jugador si éste manifiesta su imposibilidad de estar. Claramente Vidal presionó para llegar a Brasil, aceptó ser parte del equipo titular consciente del riesgo, asumiendo que una mala recuperación, en una lesión de este tipo, puede marcar el futuro en la carrera de un futbolista de nivel competitivo.
Lo que no reconoce Sampaoli en su auto defensa es su largo y conocido historial a la hora de apurar la recuperación de jugadores con problemas físicos en sus planteles. Especialmente en su paso por Universidad de Chile, el técnico argentino mostró, una y otra vez, que para él es conveniente contar con un futbolista que considere vital independiente de si está al 100% de su capacidad. Sampaoli siempre arriesga en ese ítem, actitud que le ha costado más de un conflicto con los cuerpos médicos de sus equipos.

Lo que viene
Vidal aún tiene un largo trecho de temporada para levantar su nivel y recuperar el sitial de máximo referente para la hinchada juventina. La Vecchia Signora es líder del Calcio, va por el tetracampeonato italiano y está a un paso de meterse en los octavos de final de la Champions. Además, independiente de que no ha brillado como en las temporadas anteriores, el volante igual se las arregla para ser titular indiscutido en su club y la Selección Chilena.
Dueño de una calidad a toda prueba, un despliegue físico exuberante y una competitividad sobresaliente, apostar por la total recuperación del chileno parece una decisión con asidero.
Vidal ha demostrado que sus capacidades van más mucho allá que las del promedio de, incluso, los mejores jugadores del mundo. Por eso, yo al menos, jugaría mis fichas en que volveremos a disfrutar del jugador que corre toda la cancha, pisa las dos áreas, se entrega como ninguno y llega al gol con facilidad.
Hay que confiar en Vidal. Ha dado muestras de sobra para merecerlo…

FRANCISCO SAGREDO

Arturo Vidal sorprendió a todos al reconocer las molestias que sigue sintiendo en su rodilla operada.
En Italia lo critican y acá en Chile Jorge Samapoli se lavó las manos ante las críticas que lo apuntan como el responsable de apurar en demasía la recuperación del volante para que jugara el Mundial de Brasil.
Acá les comparto mi columna en www.pasiónlibertadores.com



No han sido tiempos fáciles para Arturo Vidal los vividos tras su operación a la rodilla derecha. Ya han pasado siete meses desde que ingresó al pabellón para corregir una rotura meniscal, sin embargo, aún rondan sobre el volante los fantasmas de los problemas físicos que le habría ocasionado apurar su recuperación para jugar el Mundial de Brasil.
Hoy el medio futbolístico italiano pone en duda su estado físico, asegurando que su rodilla aún lo perturba y le impide alcanzar el sobresaliente nivel mostrado en sus anteriores temporadas en el Calcio.
La propia dirigencia juventina afirmó hace un par de semanas que la millonaria transferencia del chileno al Manchester United se cayó por las dudas que generó el real estado de su rodilla derecha.
Difícil presente
El último fin de semana se jugó la fecha 13 de la Serie A y el “Rey Arturo” volvió a ser protagonista estelar en el derby ante el Torino. Anotó de penal y asistió a Andrea Pirlo en el agónico gol del triunfo. Pero igual le caen las críticas, y no solo de la prensa, sino de voces autorizadas y respetadas en Italia como la del ex DT campeón de la Champions League Arrigo Sacchi, quien desde su tribuna de comentarista televisivo afirmó que “el Vidal de este año es una mala copia del de la temporada pasada. Además, al ubicarlo en la posición de 10 detrás de los atacantes tampoco se le ayuda. No me extrañaría que pierda la titularidad si no sube su nivel”.
El diagnóstico en Italia es el mismo que se hace en Chile: Vidal está pagando la decisión de apurar in extremis su recuperación para jugar en Brasil 2014. Hoy esa apuesta le estaría pasando la cuenta al chileno quien, a pesar que se las arregla para ser titular en su club y la Selección Chilena, ha mostrado una baja en su siempre superlativo accionar.
Al formado en Colo Colo se le exige mucho más que al resto. No le basta con ser titular y destacar en determinados momentos; al chileno, sobre todo en Turín, se le pide ser figura máxima, desequilibrar siempre y ponerse al equipo al hombro.

Las responsabilidades
Consciente de las críticas, esta semana y por primera vez desde la operación de mayo en Barcelona, el crack Juventino reconoció que “es diícil jugar con la rodilla así, pero estoy trabajando para recuperarme y estar en forma”. La presión y los comentarios sobre el real estado de su articulación dañada se hicieron insostenibles para el ex Bayer Leverkusen, quien abandonó su permanente discurso sobre el buen estado de su articulación y reconoció que las consecuencias de la rápida puesta a punto previa al Mundial le siguen pasando la cuenta.
Enterado de la confesión de Vidal Jorge Sampaoli, sindicado como el principal responsable al momento de apurar el regreso a las canchas del volante, afirmó este lunes que “Vidal volverá a ser el mismo. Es indudable que el esfuerzo del Mundial le generó una merma, pero se va a recuperar. Volverá a ser ese jugador respetado por todo el mundo. Si el jugador hubiera dado una referencia de imposibilidad o de no querer estar no lo hubiéramos forzado. Si yo fuera Vidal le habría exigido al entrenador estar. Para mí el Mundial es lo máximo. Tiene mucho que ver con el hambre del jugador. Ante cualquier inseguridad de Arturo yo no hubiera tenido la irresponsabilidad de jugármela por alguien a quien estaba perjudicando” argumentó el entrenador de la Selección Chilena para lavarse las manos sobre los problemas en la rodilla del mediocampista de Juventus.


¿Tiene asidero la auto defensa de Sampaoli? En un aspecto sí: en el fútbol profesional el principal responsable de entrar a la cancha es el propio futbolista. Ningún DT del mundo puede obligar a un jugador si éste manifiesta su imposibilidad de estar. Claramente Vidal presionó para llegar a Brasil, aceptó ser parte del equipo titular consciente del riesgo, asumiendo que una mala recuperación, en una lesión de este tipo, puede marcar el futuro en la carrera de un futbolista de nivel competitivo.
Lo que no reconoce Sampaoli en su auto defensa es su largo y conocido historial a la hora de apurar la recuperación de jugadores con problemas físicos en sus planteles. Especialmente en su paso por Universidad de Chile, el técnico argentino mostró, una y otra vez, que para él es conveniente contar con un futbolista que considere vital independiente de si está al 100% de su capacidad. Sampaoli siempre arriesga en ese ítem, actitud que le ha costado más de un conflicto con los cuerpos médicos de sus equipos.

Lo que viene
Vidal aún tiene un largo trecho de temporada para levantar su nivel y recuperar el sitial de máximo referente para la hinchada juventina. La Vecchia Signora es líder del Calcio, va por el tetracampeonato italiano y está a un paso de meterse en los octavos de final de la Champions. Además, independiente de que no ha brillado como en las temporadas anteriores, el volante igual se las arregla para ser titular indiscutido en su club y la Selección Chilena.
Dueño de una calidad a toda prueba, un despliegue físico exuberante y una competitividad sobresaliente, apostar por la total recuperación del chileno parece una decisión con asidero.
Vidal ha demostrado que sus capacidades van más mucho allá que las del promedio de, incluso, los mejores jugadores del mundo. Por eso, yo al menos, jugaría mis fichas en que volveremos a disfrutar del jugador que corre toda la cancha, pisa las dos áreas, se entrega como ninguno y llega al gol con facilidad.
Hay que confiar en Vidal. Ha dado muestras de sobra para merecerlo…

FRANCISCO SAGREDO