lunes, 15 de diciembre de 2014

El Adiós de Fernando Alonso y la Crisis de Ferrari

Fernando Alonso firmó por Mclaren entendiendo que la escudería italiana no está para grandes cosas. Desde el mismo Maranello informaron que el gasto para el 2015 no se incrementará, aunque con la llegada de Vettel todo puede pasar.  A continuación los grandes cambios de la F1 y cómo influye el equipo del ¨ Il Cavallino Rampante¨ en la máxima categoría. Porque Ferrari y la Fórmula 1 son sinónimos.



Ferrari es a la F1 lo que el Manchester United a la Premier League o los Ángeles Lakers a la NBA o los Dallas Cowboys a la NFL.

¿Qué tienen en común? los tres son los equipos con más seguidores en sus disciplinas, los tres pertenecen a la lista de las 15 instituciones más lucrativas del deporte y los tres están en decadencia.
Hablar de Ferrari es hablar de historia, de títulos (15). Pero hoy Ferrari está en crisis, no gana un campeonato de constructores desde el 2008 y desde el retiro de Schumacher sólo consiguió un trofeo de pilotos con Raikkonen en 2007. Desde que ¨Schumi¨ dejó de correr en Ferrari las cifras de audiencia televisiva han bajado considerablemente; sólo en los últimos dos años cayeron en 20% con una pérdida en 100 millones de telespectadores en el mundo.

Y para el 2015, la tendencia seguirá a la baja, salvo que el factor Sebastián Vettel lo impida.


La decisión de Alonso

Todo el año se especuló con el posible fichaje de Vettel en Ferrari para ser compañero de Fernando Alonso, en un duelo que se tomó la pista los últimos años.

Sebastián cumplió llegando a Maranello, pero el español prefirió dar un paso al costado, entendiendo que el auto no está en condiciones de pelear el campeonato. El alemán piensa lo contrario: "Conducir un Ferrari es como estar en un cuento de hadas” declaró Vettel.

Sin embargo, ese cuento puede terminar en pesadilla si en la escudería roja no arreglan los innumerables problemas de la temporada pasada, en la que el auto nunca fue competitivo. Si no fuera por Alonso, ni siquiera habrían obtenido el cuarto lugar en la clasificación anual del que no han bajado desde 1980.




Lo que viene el 2015
La FIA presentó una lista provisional de equipos para la nueva temporada, siguen los mismo y no habrá novedades.  Hass F1 y Forza Rossa solo se estrenarán el 2016.

La FIA también develó el calendario que tendrá una carrera más con el GP de México, que retoma tras su última participación en el Mundial de 1992. Por el contrario, no hubo regreso de La India y tampoco apareció la tan publicitada cita en Nueva Jersey. La temporada 2015 dará el vamos, como es habitual, con el Gran Premio de Australia en Melbourne, el 5 de marzo, mientras que Abu Dhabi la cerrará el 29 de noviembre.

El cambio más significativo en cuanto a reglamento será uno que claramente beneficiará a los televidentes: cerrados los “Safety Car” las carreras se retomarán desde la parrilla, lo que dará más emoción al relanzamiento de los bólidos.


La idea, que no se llevará a cabo si el coche de seguridad entra en las dos  primeras vueltas de la carrera - o reinicio - o si quedan menos de cinco vueltas para el final, es otro intento para mejorar el espectáculo.



Para los millones de tifósis de Ferrari ese espectáculo se traducirá en una campaña espectacular de Sebastian Vettel, encargado de llevar nuevamente al ¨Il Cavallino Rampante¨ al sitial que se merece y no esperar, como sucedió entre 1983 y 1999, otra larga sequía de títulos (ojo que ya van seis sin festejos en Maranello).

FRANCISCO SAGREDO
Fernando Alonso firmó por Mclaren entendiendo que la escudería italiana no está para grandes cosas. Desde el mismo Maranello informaron que el gasto para el 2015 no se incrementará, aunque con la llegada de Vettel todo puede pasar.  A continuación los grandes cambios de la F1 y cómo influye el equipo del ¨ Il Cavallino Rampante¨ en la máxima categoría. Porque Ferrari y la Fórmula 1 son sinónimos.



Ferrari es a la F1 lo que el Manchester United a la Premier League o los Ángeles Lakers a la NBA o los Dallas Cowboys a la NFL.

¿Qué tienen en común? los tres son los equipos con más seguidores en sus disciplinas, los tres pertenecen a la lista de las 15 instituciones más lucrativas del deporte y los tres están en decadencia.
Hablar de Ferrari es hablar de historia, de títulos (15). Pero hoy Ferrari está en crisis, no gana un campeonato de constructores desde el 2008 y desde el retiro de Schumacher sólo consiguió un trofeo de pilotos con Raikkonen en 2007. Desde que ¨Schumi¨ dejó de correr en Ferrari las cifras de audiencia televisiva han bajado considerablemente; sólo en los últimos dos años cayeron en 20% con una pérdida en 100 millones de telespectadores en el mundo.

Y para el 2015, la tendencia seguirá a la baja, salvo que el factor Sebastián Vettel lo impida.


La decisión de Alonso

Todo el año se especuló con el posible fichaje de Vettel en Ferrari para ser compañero de Fernando Alonso, en un duelo que se tomó la pista los últimos años.

Sebastián cumplió llegando a Maranello, pero el español prefirió dar un paso al costado, entendiendo que el auto no está en condiciones de pelear el campeonato. El alemán piensa lo contrario: "Conducir un Ferrari es como estar en un cuento de hadas” declaró Vettel.

Sin embargo, ese cuento puede terminar en pesadilla si en la escudería roja no arreglan los innumerables problemas de la temporada pasada, en la que el auto nunca fue competitivo. Si no fuera por Alonso, ni siquiera habrían obtenido el cuarto lugar en la clasificación anual del que no han bajado desde 1980.




Lo que viene el 2015
La FIA presentó una lista provisional de equipos para la nueva temporada, siguen los mismo y no habrá novedades.  Hass F1 y Forza Rossa solo se estrenarán el 2016.

La FIA también develó el calendario que tendrá una carrera más con el GP de México, que retoma tras su última participación en el Mundial de 1992. Por el contrario, no hubo regreso de La India y tampoco apareció la tan publicitada cita en Nueva Jersey. La temporada 2015 dará el vamos, como es habitual, con el Gran Premio de Australia en Melbourne, el 5 de marzo, mientras que Abu Dhabi la cerrará el 29 de noviembre.

El cambio más significativo en cuanto a reglamento será uno que claramente beneficiará a los televidentes: cerrados los “Safety Car” las carreras se retomarán desde la parrilla, lo que dará más emoción al relanzamiento de los bólidos.


La idea, que no se llevará a cabo si el coche de seguridad entra en las dos  primeras vueltas de la carrera - o reinicio - o si quedan menos de cinco vueltas para el final, es otro intento para mejorar el espectáculo.



Para los millones de tifósis de Ferrari ese espectáculo se traducirá en una campaña espectacular de Sebastian Vettel, encargado de llevar nuevamente al ¨Il Cavallino Rampante¨ al sitial que se merece y no esperar, como sucedió entre 1983 y 1999, otra larga sequía de títulos (ojo que ya van seis sin festejos en Maranello).

FRANCISCO SAGREDO