viernes, 7 de noviembre de 2014

Las razones del regreso de Jorge Valdivia a la Selección

Sampaoli entregó la nómina para los amistosos ante Venezuela y Uruguay de la próxima semana y el regreso de Jorge Valdivia a la Roja fue una bomba que sorprendió al medio futbolístico.

¿Por qué y para qué regresa el Mago a la Selección?

Acá les comparto mi columna en Pasion Libertadores

Las razones del regreso de Jorge Valdivia a la Selección de Chile

La historia de Jorge Valdivia en la Selección Chilena vuelve a escribir un capítulo sabroso fuera de la cancha.

El Mago renunció a la Roja hace cuatro meses y en apenas 140 caracteres, a través de un mensaje en twitter: “Me han preguntado si me retiré de la Selección y la respuesta es sí. Gracias por todo y disculpas por los errores en su momento” fue el sencillo mensaje que utilizó el volante en la red social para dar un paso al costado.

El Mundial recién terminaba y es muy probable que su renuncia estuviera fuertemente influenciada por el desencanto de los pocos minutos en cancha que Jorge Sampaoli le regaló en Brasil 2014 (titular –con golazo incluido- en el debut ante Australia, cinco minutos ante España, 20´ frente a Holanda y ninguno en la eliminación contra Brasil en octavos de final).

Valdivia se preparó mucho para su segunda Copa del Mundo tras jugar con Marcelo Bielsa en Sudáfrica 2010. Combatió sus recurrentes lesiones sometiéndose a un intenso y largo trabajo físico para suplir los graves problemas musculares que ha presentado en el último lustro de su carrera. Se puso a punto, soñando con protagonismo estelar en la tierra donde ha hecho gran parte de su carrera con la camiseta del Palmeiras. Sin embargo, Sampaoli dijo otra cosa y optó por relegarlo a un lugar secundario.

Dolido, el 10 decidió tirar la toalla, pensando que a los 31 años su controvertida trayectoria en la selección (llena de talento pero también de escándalos disciplinarios y polémicas mediáticas) había llegado a su fin.Pero así como la pelota no deja de rodar la vida tampoco para de dar vueltas, y ahí está, de regreso en una nómina de la Roja, cuando hace apenas 120 días había bajado la cortina.
En Chile la discusión se instaló de inmediato. Muchos celebraron el llamado del talento y no pocos criticaron el nuevo “perdonazo” en la larga historia de idas y vueltas en la carrera de Valdivia con la camiseta roja.

Sin embargo, y más allá de las polémicas mediáticas que siempre alimentan el morbo periodístico, se debe desdramatizar el regreso del volante a la Selección y evaluarlo futbolísticamente, pensando en las necesidades, opciones y realidades que tiene Chile de cara a la Copa América del próximo año.
Y basta con responderse algunas preguntas de manera simple y lógica para entender esta nueva voltereta en la historia del polémico talento con su selección.



¿Por qué lo llama Sampaoli nuevamente?

Simplemente porque el jugador ha mostrado estos últimos meses un muy buen nivel en el Palmeiras, manteniendo controladas las lesiones de la mano del fisioterapeuta Jorge Amador, hombre de absoluta confianza del técnico en el cuerpo médico de la Selección. Además, fundamental, Sampaoli vio en el jugador la disposición para anular su intempestiva renuncia.

¿Tendrá chances aseguradas de jugar Valdivia más que en el Mundial?

Para nada. El entrenador sigue pensando que el volante no tiene la dinámica necesaria para engranar en la máquina de presión alta e intensidad que el DT le pide a sus jugadores.
Lo llama como una alternativa cuando quiera buscar mayor posesión (como lo hizo en el amistoso ante México en septiembre) o para intentar caminos distintos en caso de que las circunstancias del partido le requieran a través de un jugador con las características del Mago.

¿Qué cambió para que el mediocampista decidiera volver?

La verdad es que no mucho. Simplemente bajó la “temperatura mental”. La calentura post Mundial ya se enfrío y hoy Valdivia se dio cuenta que aún tiene cuerda futbolística para integrar una gran generación de jugadores, darse el gusto de disputar una Copa América en casa e intentar hacer historia.

¿Sampaoli le ofreció titularidad a cambio de su regreso?

Jamás. El técnico ha demostrado que no se casa con nadie ni con nada. El argentino solo piensa en su propio interés (que en este caso coincide con el de la Roja) y sentará en la banca a Valdivia sin contemplaciones, si no lo estima necesario en la cancha, o le regalará minutos si decide renunciar a la intensidad en pos de mayor posesión y claridad en la habilitación.

En resumen, el nuevo regreso de Jorge Valdivia a la Selección Chilena debe asumirse como una circunstancia natural y con lógica en el marco de un equipo que no tiene abundancia de talentos como el suyo. El 10 puede ser útil y claramente sus características suman en la estructuración del plantel.
Veremos si esta vez las expectativas del jugador coinciden con las necesidades del DT.

Bienvenido, otra vez, Mago a la selección.
Ojalá que te vaya bien.
La magia nunca sobra….

Francisco Sagredo
Sampaoli entregó la nómina para los amistosos ante Venezuela y Uruguay de la próxima semana y el regreso de Jorge Valdivia a la Roja fue una bomba que sorprendió al medio futbolístico.

¿Por qué y para qué regresa el Mago a la Selección?

Acá les comparto mi columna en Pasion Libertadores

Las razones del regreso de Jorge Valdivia a la Selección de Chile

La historia de Jorge Valdivia en la Selección Chilena vuelve a escribir un capítulo sabroso fuera de la cancha.

El Mago renunció a la Roja hace cuatro meses y en apenas 140 caracteres, a través de un mensaje en twitter: “Me han preguntado si me retiré de la Selección y la respuesta es sí. Gracias por todo y disculpas por los errores en su momento” fue el sencillo mensaje que utilizó el volante en la red social para dar un paso al costado.

El Mundial recién terminaba y es muy probable que su renuncia estuviera fuertemente influenciada por el desencanto de los pocos minutos en cancha que Jorge Sampaoli le regaló en Brasil 2014 (titular –con golazo incluido- en el debut ante Australia, cinco minutos ante España, 20´ frente a Holanda y ninguno en la eliminación contra Brasil en octavos de final).

Valdivia se preparó mucho para su segunda Copa del Mundo tras jugar con Marcelo Bielsa en Sudáfrica 2010. Combatió sus recurrentes lesiones sometiéndose a un intenso y largo trabajo físico para suplir los graves problemas musculares que ha presentado en el último lustro de su carrera. Se puso a punto, soñando con protagonismo estelar en la tierra donde ha hecho gran parte de su carrera con la camiseta del Palmeiras. Sin embargo, Sampaoli dijo otra cosa y optó por relegarlo a un lugar secundario.

Dolido, el 10 decidió tirar la toalla, pensando que a los 31 años su controvertida trayectoria en la selección (llena de talento pero también de escándalos disciplinarios y polémicas mediáticas) había llegado a su fin.Pero así como la pelota no deja de rodar la vida tampoco para de dar vueltas, y ahí está, de regreso en una nómina de la Roja, cuando hace apenas 120 días había bajado la cortina.
En Chile la discusión se instaló de inmediato. Muchos celebraron el llamado del talento y no pocos criticaron el nuevo “perdonazo” en la larga historia de idas y vueltas en la carrera de Valdivia con la camiseta roja.

Sin embargo, y más allá de las polémicas mediáticas que siempre alimentan el morbo periodístico, se debe desdramatizar el regreso del volante a la Selección y evaluarlo futbolísticamente, pensando en las necesidades, opciones y realidades que tiene Chile de cara a la Copa América del próximo año.
Y basta con responderse algunas preguntas de manera simple y lógica para entender esta nueva voltereta en la historia del polémico talento con su selección.



¿Por qué lo llama Sampaoli nuevamente?

Simplemente porque el jugador ha mostrado estos últimos meses un muy buen nivel en el Palmeiras, manteniendo controladas las lesiones de la mano del fisioterapeuta Jorge Amador, hombre de absoluta confianza del técnico en el cuerpo médico de la Selección. Además, fundamental, Sampaoli vio en el jugador la disposición para anular su intempestiva renuncia.

¿Tendrá chances aseguradas de jugar Valdivia más que en el Mundial?

Para nada. El entrenador sigue pensando que el volante no tiene la dinámica necesaria para engranar en la máquina de presión alta e intensidad que el DT le pide a sus jugadores.
Lo llama como una alternativa cuando quiera buscar mayor posesión (como lo hizo en el amistoso ante México en septiembre) o para intentar caminos distintos en caso de que las circunstancias del partido le requieran a través de un jugador con las características del Mago.

¿Qué cambió para que el mediocampista decidiera volver?

La verdad es que no mucho. Simplemente bajó la “temperatura mental”. La calentura post Mundial ya se enfrío y hoy Valdivia se dio cuenta que aún tiene cuerda futbolística para integrar una gran generación de jugadores, darse el gusto de disputar una Copa América en casa e intentar hacer historia.

¿Sampaoli le ofreció titularidad a cambio de su regreso?

Jamás. El técnico ha demostrado que no se casa con nadie ni con nada. El argentino solo piensa en su propio interés (que en este caso coincide con el de la Roja) y sentará en la banca a Valdivia sin contemplaciones, si no lo estima necesario en la cancha, o le regalará minutos si decide renunciar a la intensidad en pos de mayor posesión y claridad en la habilitación.

En resumen, el nuevo regreso de Jorge Valdivia a la Selección Chilena debe asumirse como una circunstancia natural y con lógica en el marco de un equipo que no tiene abundancia de talentos como el suyo. El 10 puede ser útil y claramente sus características suman en la estructuración del plantel.
Veremos si esta vez las expectativas del jugador coinciden con las necesidades del DT.

Bienvenido, otra vez, Mago a la selección.
Ojalá que te vaya bien.
La magia nunca sobra….

Francisco Sagredo