viernes, 12 de septiembre de 2014

La falta de gol

La gira por Estados Unidos dejó un triunfo y un empate en el papel.
También muchas dudas en el ataque de la Roja.




Ya se dio vuelta la página. Las felicitaciones, análisis y frustraciones que dejó Brasil 2014 terminaron y toda la energía está depositada en la Copa América. La preparación, como pidió Sampaoli, será ante equipos que jugarán esta competencia o que tengan un nivel similar.
En esta primera gira un empate contra México es rescatable, una victoria por la mínima ante Haití no.

Chile llevó la crema y nata a EE.UU. y el once que prepara el técnico será similar al que paró en tierras norteamericanas, por eso se extrañó la capacidad de gol. Y cuando llegó, fue de quien menos se esperaba, Juan Delgado, uno que probablemente no sume minutos el próximo año en la competencia más antigua de naciones del mundo.

Entonces ¿Dónde están los goles de la Roja?
Seis goles en cuatro partidos en Brasil 2014 está cerca de la media. 29 en 16 partidos eliminatorios fue la segunda mejor marca sudamericana rumbo al mundial. Estadísticas que indican que no tenemos problemas para anotar. Pero ojo: de los 35 goles señalados sólo 14 fueron convertidos por delanteros.
Rumbo a Francia 98 Marcelo Salas e Iván Zamorano compartieron el "pichici" de las clasificatorias, mientras Humberto Suazo lo hizo para Sudáfrica 2010. Pero ahora ningún chileno estuvo cerca de ese logro.

Salvo la racha de cuatro partidos eliminatorios consecutivos marcando de Eduardo Vargas y el gran fin de clasificatorias de Alexis, los delanteros brillaron por su ausencia rumbo a Brasil 2014.

Entre el 12 de octubre de 2011 y el 27 de marzo de 2013 ninguno convirtió.

Desde la renuncia de Suazo que la falta de un "9" pesa en la "Roja". Paredes, Canales y Pinilla lo han intentado sin convencer. Alexis nunca se ha destacado por su capacidad goleadora y Vargas no pasa por un gran momento.


Sampaoli tiene menos de un año para resolver el dilema de su goleador; al menos con Arturo Vidal y Charles Aránguiz tiene alternativas desde el mediocampo, pero difícil soñar con una selección campeona sin un delantero que marque la diferencia. Si no pregúntenle a la Alemania de Muller, a la España de Torres y Villa o al Brasil de Ronaldo.

PANCHO SAGREDO

La gira por Estados Unidos dejó un triunfo y un empate en el papel.
También muchas dudas en el ataque de la Roja.




Ya se dio vuelta la página. Las felicitaciones, análisis y frustraciones que dejó Brasil 2014 terminaron y toda la energía está depositada en la Copa América. La preparación, como pidió Sampaoli, será ante equipos que jugarán esta competencia o que tengan un nivel similar.
En esta primera gira un empate contra México es rescatable, una victoria por la mínima ante Haití no.

Chile llevó la crema y nata a EE.UU. y el once que prepara el técnico será similar al que paró en tierras norteamericanas, por eso se extrañó la capacidad de gol. Y cuando llegó, fue de quien menos se esperaba, Juan Delgado, uno que probablemente no sume minutos el próximo año en la competencia más antigua de naciones del mundo.

Entonces ¿Dónde están los goles de la Roja?
Seis goles en cuatro partidos en Brasil 2014 está cerca de la media. 29 en 16 partidos eliminatorios fue la segunda mejor marca sudamericana rumbo al mundial. Estadísticas que indican que no tenemos problemas para anotar. Pero ojo: de los 35 goles señalados sólo 14 fueron convertidos por delanteros.
Rumbo a Francia 98 Marcelo Salas e Iván Zamorano compartieron el "pichici" de las clasificatorias, mientras Humberto Suazo lo hizo para Sudáfrica 2010. Pero ahora ningún chileno estuvo cerca de ese logro.

Salvo la racha de cuatro partidos eliminatorios consecutivos marcando de Eduardo Vargas y el gran fin de clasificatorias de Alexis, los delanteros brillaron por su ausencia rumbo a Brasil 2014.

Entre el 12 de octubre de 2011 y el 27 de marzo de 2013 ninguno convirtió.

Desde la renuncia de Suazo que la falta de un "9" pesa en la "Roja". Paredes, Canales y Pinilla lo han intentado sin convencer. Alexis nunca se ha destacado por su capacidad goleadora y Vargas no pasa por un gran momento.


Sampaoli tiene menos de un año para resolver el dilema de su goleador; al menos con Arturo Vidal y Charles Aránguiz tiene alternativas desde el mediocampo, pero difícil soñar con una selección campeona sin un delantero que marque la diferencia. Si no pregúntenle a la Alemania de Muller, a la España de Torres y Villa o al Brasil de Ronaldo.

PANCHO SAGREDO